como cuidar tus bolsas

Los productos de t h e y b a g están confeccionados con materiales de primerísima calidad. Nuestra materia prima es delicada, 100% natural y puede presentar variaciones o irregularidades en su tonalidad que demuestran la autenticidad del material utilizado y que, al ser un material natural nos confirman que no existen dos cueros iguales.

LIMPIEZA Y PROTECCION

Se aconseja proteger con cremas incoloras o con una crema hidratante.
Nunca debe aplicar directamente sobre el material, antes se debe aplicar sobre un paño seco y este sobre el producto.
Nunca lavar, ni  a mano ni a máquina y no guardar el producto en lugares húmedos.

DERRAMES DE LiQUIDOS

En el caso de derrames, secar el liquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No frotar.  Secar con un paño de algodón limpio  y dejar secar el articulo al aire,  nunca al sol
Nunca se debe secar la piel con secador, ya que el calor puede dañarla.

ACEITE O GRASA

En el caso de manchas con aceites o grasas consulte en tintorerías especializadas. Recuerde que el cuero es piel y son muy susceptibles a la absorción de estos fluidos.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

  • La limpieza de las Bolsas se debe realizar en tintorerías especializadas.

  • Se aconseja guardar las prendas en fundas, de trama abierta que permita la ventilación del producto o envueltas en una tela de algodón, de esta manera, se evita la condensación de la humedad que puede perjudicar la buena conservación del material.

  • No doblar la bolsa a la hora de guardarla porque podrían quedar marcadas las dobleces en la piel.

  • Recomendamos guardar las bolsas sobre una superficie plana para que mantengan su forma original.

  • El contacto con tintas, perfumes, maquillajes, alcohol, aceites, selladores, impermeabilizantes y disolventes provocan el deterioro del material de forma irrecuperable.

  • Nunca utilice: Jabón de Glicerina, limpiadores abrasivos, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco.

 

MATERIALES ESPECIALES

Metalizados: Los cueros con acabados metalizados merecen cuidados adicionales

 

  • Son sensibles a la fricción.

  • Con el roce se puede desgastar su brillo y color original.